cuarentena

La infancia en cuarentena.
Preguntas y respuestas en tiempos del corona virus.

Después de las recomendaciones literarias de los domingos libro llega la infancia en cuarentena: una serie de entrevistas donde niños y niñas de diferentes edades hablan sobre este tiempo de virus.
Ya para empezar han tenido que aprender lo que es un confinamiento. Y lo han hecho de un modo que nunca olvidarán: con la experiencia.
Preocupada por cómo lo tienen que estar llevando -teniendo en cuenta la importancia de socializar, de las actividades al aire libre y de la naturaleza en la infancia- me propuse hacerles unas entrevistas.
Tengo que confesar que también me motiva mucho la idea de “hablar” con ellos*ellas. Lo echo de menos y me gusta tanto como jugar.
Les preparé un audio con las siguientes preguntas:

¿Cómo estás?
¿Qué es lo que más echas de menos en esta nueva situación?
¿Qué es lo que más te gusta?
Imagina que puedes salir a la calle ahora que no hay casi coches, ¿qué harías?
¿Tienes algún mensaje para los adultos?
¿Te gustaría que publicara esto que me has contado?
¿Te gustaría mandarme alguna foto, dibujo o lo que tú quieras para que lo publique?
¿Quieres que diga cómo te llamas y cuántos años tienes o prefieres inventarte un nombre?

Las he ido variando según la edad.

El resultado es divertido y esclarecedor.

Por una parte: Es un placer constatar la importancia que tiene el juego y las amistades y no solo porque lo digamos las personas que trabajamos con la infancia, sino porque lo dicen claramente ellos*ellas.
Y por otra parte: Es muy impresionante escucharles hablar de sus miedos, que no quieren enfermar, que se agobian, las pesadillas que están teniendo con el virus, que sienten “aprensión” si se imaginan saliendo de casa o que quieren salir ya.
Todo esto pasa por el filtro de una voz adulta, claro. Y es una cuestión en la que he pensado mucho estos días que se habla tanto de los derechos de la infancia. ¿De qué manera ponemos voz a los niños*las niñas? ¿De qué manera la necesitan? ¿Salimos en su defensa o los*las instrumentalizamos para “defender” nuestras opiniones y razones? A veces la línea es muy delgada.
Esto lo apunto sin ánimo de polemizar, ¡cuántas veces habré instrumentalizado yo con toda mi buena intención! Sólo que gracias a esta situación me he sensibilizado al respecto.

Me encantaría ofreceros miles de respuestas para poder reflejar la diversidad de la infancia.

 

De momento en el blog, a partir de hoy podréis ir encontrando unas cuantas. Las he tratado como los objetos preciosos que son: con mucho cariño y mucho respeto.
Al ser transcripciones de audios, he tenido que cambiar un poco el “fluir” de la conversación para hacerlo comprensible.

Queridos niños, queridas niñas: muchas gracias por participar. Espero poder ser una voz lo más neutra posible.
Queridas mamás: muchas gracias por participar y por vuestra confianza en mí.
Y, por supuesto, no me olvido de los niños y niñas que no salen representados*as en este tipo de publicaciones y que estarán en situaciones no tan privilegiadas como estas.

Deja un comentario